V-500

Las series V-500 ofrece una solución de control de la temperatura de transmisión directa y que no utiliza diésel para los operadores de camiones de tamaño medio y grande, desde 13 hasta 42 m3 (productos congelados) y desde 30 hasta 54 m3 (productos frescos). La serie V-500 está formada por unidades divididas de dos piezas que se caracterizan por los más altos niveles de rendimiento, fiabilidad y facilidad de uso. Un serpentín del condensador de pequeño tamaño fabricado íntegramente en aluminio y un sistema más compacto y ligero ofrecen ventajas significativas en lo relativo al ciclo de vida útil. El menor volumen de refrigerante empleado reduce los gastos y permite una carga más rápida del sistema, lo cual se traduce en un coste de mano de obra reducido y un menor impacto medioambiental. Esta gama se ha diseñado para facilitar las operaciones de servicio y mantenimiento y mejorar el aspecto estético con cubiertas de plástico que ofrecen una mayor resistencia a la corrosión.

Image